Traducción, medio ambiente y cambio climático: 8 medidas

Aunque parece que los gobiernos del mundo se están concienciando poco a poco del peligro que supone para la humanidad el cambio climático (si bien algunos sigan negando que tal cosa exista), la pelota no está sólo en su tejado. Como individuos, podemos contribuir y aportar nuestro granito de arena para hacer del mundo un lugar mejor (y a ser posible, no tan caliente).
Para los que estudian o trabajan como traductores y/o intérpretes, ahí va una lista de medidas con las que contribuir a mejorar nuestro medio ambiente:

  1. Usa papel reciclado (el de color gris) para coger apuntes, o mejor aun, reutiliza esas fotocopias con una cara en blanco antes de tirarlas a la papelera. Si tienes que usar papel blanco (para un trabajo en clase o para una entrega a un cliente), adquiere folios que contengan al menos un 30% de celulosa reciclada. Asimismo, procura que el papel no supere los 80 gr/hoja (suele indicarse en el envoltorio).
  2. Procura apagar tu ordenador cuando no lo uses. En muchas ocasiones, tendemos a dejar el ordenador encendido cuando no estamos haciendo nada, en muchos casos, por ahorrarnos la “molestia” de esperar dos minutos a que se encienda. Si tienes que dejarlo encendido por alguna razón, procura apagar la pantalla. A día de hoy, muchos ordenadores cuentan con un modo avanzado de gestión de energía: utilízalo.
  3. Emplea bombillas de bajo consumo tanto en casa como en el trabajo. Aunque su precio es ligeramente superior a las de las bombillas tradicionales, pueden llegar a durar hasta 10 años, y su consumo puede ser hasta un 70% inferior a una bombilla incandescente.
  4. Trabaja en la medida de lo posible con documentos electrónicos. Los PDFs nos permiten en muchas ocasiones leer documentos, sin que sea necesario imprimirlos. Asimismo, procura enviar tus documentos al cliente (por ejemplo pruebas de traducción o facturas) vía email en lugar de usar el correo tradicional (obviamente, cuando exista esta posibilidad).
  5. Para ir al trabajo, o a la universidad, usa la bicicleta (y cuando llueva, el transporte público). Está demostrado que en trayectos de hasta 10 kilómetros, la bicicleta es mucho más eficiente (y de paso, harás ejercicio :D).
  6. Si usas gadgets o hardware que necesite pilas, emplea baterías recargables. Aunque son más caras que las pilas normales, a la larga son mucho más rentables (sin mencionar que una sola pila tradicional puede contaminar hasta 10.000 litros de agua).
  7. Si tienes una página Web, y necesitas contratar un servidor, procura que sea “verde”. Esto es, tanto que el consumo de los servidores sea lo menor posible, como que cuente con planes específicos para contrarrestar sus emisiones de carbono. Si tienes tu propio servidor en casa, un equipo con una buena gestión de energía te ahorrará unos euros al final de mes.
  8. Separa y recicla la basura que generes en tus estudios y en tu trabajo. No cuesta nada tener un cubo para papel y otro para materia inorgánica. Y sólo te tomará unos minutos llevar cada tipo de basura al contenedor correspondiente.

Por último, os dejo un enlace a este cuestionario, en el que podréis calcular vuestra huella de carbono (cuanto CO2 emitís a la atmósfera en función de vuestro estilo de vida). Y por supuesto, si se os ocurren otras medidas para hacer del planeta un lugar más verde, no dudéis en dejar vuestros comentarios.

Saludos

Olli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: