¿Y eso qué es?

¿Cuántas veces os han preguntado que qué estudiáis y habéis cruzado los dedos implorando que por favor entiendan vuestra respuesta a la primera? Seguro que muchas. Ante esta pregunta a veces me han entrado ganas de mentir y decir que estudio otra cosa, por ejemplo, Ingeniería de caminos, porque nadie te pide explicaciones sobre eso, simplemente se callan y piensan “menuda pringá”. El caso es que se presentan muchas ocasiones en las que nos vemos obligados a hacer malabarismos para aclarar lo que estudiamos o tenemos que defendernos del desprecio de algunos. Creo que ya se ha hablado de esto en algún momento, pero yo me voy a extender haciendo una recopilación de situaciones curiosas.
Muchas veces, al responder a la pregunta, te vienen con un “¿Traducción e Interpretación? ¿Y eso qué es?”. Bueno, eso es perdonable, al fin y al cabo la carrera es muy joven y la gente, sobre todo la de cierta edad, no la conoce. Entonces resumes toda tu carrera y profesión en simples frasecitas: “pues yo estudio para traducir” o “yo estudio idiomas” y ya está. Sin embargo, es mucho más divertido cuando te hacen aseveraciones del tipo: “Ah, o sea que quieres ser actriz/vas a doblar películas/lo de la lengua de signos” (este último se acerca un poquito más). Lo que ocurre es que la palabra Interpretación confunde a mucha gente, por eso yo normalmente opto por facilitarme y facilitarles las cosas y decir que sólo estudio Traducción.
También sucede que cuando dices lo que estudias se te quedan mirando con una cara de “menuda mierda” pero te dicen algo un poco más amable, del tipo: “Ah, claro, la carrera de moda”, “pues no sé qué hacéis en la carrera, porque no se puede enseñar a traducir”, “¡Traduttore, traditore!” (esto algún intelectual que sabe inglés y no necesita que se lo traduzcan, pero me pregunto yo qué haría con un libro en alemán o en árabe) y también “pues mi abuelo nunca estudió esa carrera y traducía muy bien”. A esto último siempre he querido responder (lástima que no tuviera la suficiente agilidad) así: “Pues los barberos eran antes cirujanos y tampoco lo hacían mal, pero digo yo que a día de hoy preferirás que te opere alguien que haya ido a la facultad de Medicina”.
De todos modos, en ocasiones te encuentras a alguien a quien le parece genial lo que estás estudiando. A veces por ideas equivocadas como “Sí, sí, qué bien. Porque los idiomas son muy importantes. Para trabajar en una oficina, para guía turístico…” Resulta bastante descorazonador, pero se agradece. La verdad es que yo sólo me he encontrado a una persona que me envidió por hacer esta carrera y que aseguró que sería dificilísimo y que ella nunca podría hacerla. Me alegró el día. En otras ocasiones se dedican a darte consejos, bueno, quizás no ocurra generalmente, pero yo me encontré a una señora que, al decirle lo que estudiaba, me empezó a exigir que estudiase chino porque “es el idioma del futuro, que mira cuantos chinos hay, que nos van a invadir”. Me dio la charla durante media hora y se calló justo antes de que yo le gritase de malos modos que ya sabía que había muchos chinos, que no era tonta, pero que si no me apetecía estudiar ese idioma, no me apetecía.
En definitiva, que o nos hacemos panfletos para repartírselos a todos los que no saben de qué va nuestra carrera, o tenemos agradables charlas con cada uno que pregunta explicándoles los entresijos de la titulación y de la vida profesional, que tampoco está mal socializarse un poco. En fin, siempre será mejor que estudiar Investigación y Técnicas de Mercado, porque… ¿eso qué es?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: