Balance

El lunes por fin terminé los exámenes (sí, digo por fin, porque como a todo el mundo se me ha hecho eterna esta temporada, aunque sé que he tenido suerte de no acabar en Julio), pero hasta que no sepa los resultados de todas las asignaturas no podré desconectar del todo. Me conozco.

Bueno, no sé si con todo aprobado o no, pero he acabado mi primer año de Universidad (soy pequeñito, ¿qué pasa? :D), y de momento puedo estar satisfecho de todo lo que ha pasado en estos meses y del resultado. El balance es bastante positivo, me ha servido para aprender bastantes cosas (bueno, más bien para confirmar hechos que resultaban prácticamente evidentes

Inocente de mí, pensaba que era un conocimiento generalizado el hecho de que si no te esfuerzas no se consigue nada, porque nadie te lo va a regalar¦Pero resulta que hay gente que desconoce esta máxima y se dedican al noble arte de la escalada(por ponerle un calificativo que no se merezca ningún tipo de censura), es decir, que los trepas crecen con las lluvias de otoño y florecen con el sol de Mayo. A pesar de todo, como no hay mal que por bien no venga, digamos que la paciencia es una virtud, y cada vez aprecio más la capacidad de esperar, porque una verdad universal irrevocable es que el tiempo pone a todo el mundo en su sitio.

Este año me ha servido para ponerme a prueba. El salto del Bachillerato a la Universidad es considerable, y todo un reto. Hay que acostumbrarse a nuevos métodos de enseñanza (algunos más discutibles que otros), una mayor exigencia y, sobre todo, como bienvenida a la vida adulta (de forma algo chocante en ciertas asignaturas), a buscarse la vida para tener opción a aprobar (o a no suspender de manera catastrófica)

Me he animado bastante a seguir con la licenciatura, a pesar de que primero de T&I es un curso que puede llegar a resultar pesado y tedioso (sólo con Lingüística ya es bastante para explicar este hecho), porque entré con ciertas dudas sobre lo que me iba a encontrar, y con el paso de los meses me he dado cuenta de que esto me gusta más de lo que yo pensaba en un primer momento, lo cual me ha sorprendido gratamente (a ver si las notas que me faltan por saber contribuyen a seguir dándome alegrías :D)

En fin, ahora toca descansar, que ya me he exigido y me han exigido suficiente durante estos nueve meses, que entre unas cosas y otras han sido bastante intensos. Mi Yo vago necesita recrearse estos tres meses de verano, aunque tengo el propósito de tener durante este tiempo siempre un libro en inglés empezado (me obligaré a que esto no termine como los propósitos de año nuevo), para no oxidarme demasiado por causa de la desconexión estival.

Suerte con los exámenes que os queden, y ¡feliz verano!

Ildefonso Laguna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: