Mi vida sin mi: enseñanza bilingüe

Las personas bilingües me dan una envidia terrible. Supongo que a todos los estudiantes de idiomas les pasará lo mismo. Claro, es que tú te pasas X años estudiando un idioma extranjero como una loca y de pronto aparece un niño canijo que sabe más que tú. Uf, dan ganas de estamparlo contra el suelo. Además, también existen los típicos casos de personas cuyo padre es alemán, su madre japonesa, han vivido en Inglaterra diez años, en Barcelona otros diez y acaban sabiendo cinco idiomas, si no más. Pues vale, mis padres son de Madrid y en Madrid he vivido toda mi vida, así que ¡hala! a esforzarse.
Quizás por esto, por la capacidad de los niños pequeños para aprender idiomas (envidia, envidia, envidia), la Comunidad de Madrid (y otras también, supongo) ha implantado y está implantando programas bilingües en colegios públicos. No he encontrado mucha información en Internet, pero creo recordar que se trata de que algunas asignaturas se imparten en inglés y otras en español. Y yo ahora me pregunto: si todos los niños se nos vuelven bilingües, ¿para qué van a querer traductores? PELIGRO, PELIGRO. Con un poco de suerte la formación en el idioma extranjero es tan pobre como he oído y no nos dejan en paro. Me estoy refiriendo sobre todo a los traductores de inglés porque casi todos los centros bilingües enseñan en este idioma, así que los demás estáis salvados.
Por una parte pienso que genial que los niños aprendan perfectamente otro idioma. Si yo tuviera hijos eso seria lo que querría para ellos. Por otra parte pienso, bueno, lo que he dicho antes, que no quiero quedarme en paro. De todas formas, dudo bastante de que los niños de estos colegios salgan bilingües de verdad (tengo poca fe en la enseñanza pública), más bien creo que adquirirán un nivel de idioma muy bueno, lo que también está bien. De este modo, las generaciones futuras seguirán necesitando traducciones de libros y audiovisuales puesto que el ser humano es vago y prefiere leer algo en su idioma que entienda bien a esforzarse en entender otra cosa en otro idioma que también domina pero no perfectamente (aunque esto implique el beneficio de aprender más). Yo misma los libros originalmente publicados en inglés me los leo en inglés, y las series americanas me las escucho también en original, pero algunas veces tengo unas ganas de leer y escuchar todo en mi idioma que no puedo con ellas. Pero bueno, me resisto porque sé que tengo que aprender mucho para dejar mal a esos niñatos bilingües prepotentes de seis años.

Así que, si la enseñanza bilingüe genera personas bilingües de verdad, ¿qué hacemos? ¿Saboteamos esos colegios (y los privados también, por qué no)? ¿O aceptamos la realidad y nos ponemos a estudiar otro idioma que no sea inglés (como chino, por ejemplo, que todo el mundo sabe que es la lengua del futuro)?
Habrá que reflexionar.

Ya termino este artículo. Un poco corto hoy, pero es que tengo que estudiar. Y encima he pillado un catarro¦ en junio, parece que lo hago aposta.

Irene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: