Mi vida sin mi: eldoblaje.com

Hay una página web que visito bastante, o más bien mucho, por mi eterna e insaciable curiosidad. Es www.eldoblaje.com. Supongo que muchos la conoceréis. No es que yo pretenda hacerme actriz de doblaje ni mucho menos, lo único que pasa es que siempre quiero saber quién dobla a quién y a quién más. En esta página, aparte de foros, información general y ese tipo de cosas, podéis encontrar una gran base de datos de todos los actores de doblaje, traductores, directores de doblaje y ajustadores de los que se tiene constancia en películas, series de televisión, videojuegos, documentales y animación. Son muchos, al final, los que están involucrados en el proceso de doblaje. Es increíble que haya aún gente que confunda el oficio de poner las voces en tu idioma a otros actores con el de traducir lo que éstos dicen, como si tuviera algo que ver. A mí alguna vez me han preguntado si es a eso a lo que me dedico: Traducción e Interpretación, traduces y actúas (?). Bueno, quizás haya algún caso de traductor/doblador, una especie de hombre del Renacimiento, pero me parece rarísimo, la verdad. Aunque, desde luego, estos dos oficios tienen cosas en común: la invisibilidad y que pagan poco (excepto a los dobladores de Los Simpson en EE.UU. que cobran una millonada, a ver si aprendemos del tío Sam).
A pesar de que últimamente veo casi todas las series en inglés (por eso de aprender y tal) siempre me han gustado las voces de doblaje. Quien no está acostumbrado a ellas dice que suenan extrañas, que no parecen naturales y que los labios no casan con lo que dice el actor. Pero si te has criado en una cómoda sociedad antisubtítulos para ti es lo más normal del mundo. Sin embargo, te das cuenta de lo raro que puede resultar una voz de doblaje cuando la oyes en la radio, o ves una serie americana doblada en un idioma extraño (yo vi una vez Friends en checo) o cuando ves una película española doblada en español (no por los mismos actores, sino por otros).
Me paso muchas horas en esta página curioseando quién dobla a quién, si hay continuidad (porque cuando el actor no es conocido le cambian el doblador todo el tiempo) o qué pasó con el que doblaba a Fulanito que ya no es el mismo. Por ejemplo, hay un actor que tiene por costumbre poner las voces en español a mis personajes favoritos de series muy diferentes (Wilson en House, Mulder en Expediente X y Gary Hobson en Edición anterior) y claro, me he llegado a preguntar si va a resultar que es algo subconsciente y no es que me gusten los actores o los personajes, sino la voz del doblador (¿control mental?). También investigo a veces qué ocurre con los actores de doblaje desaparecidos: por ejemplo, los de Catherine Willows (C.S.I.) y Homer Simpson se murieron, pero ¿el que hacía la maravillosa voz del señor Burns hasta hace unos años? Me dio rabia que lo cambiaran porque me encantaba, así que busqué su ficha personal y¦ está retirado¦ nació en 1920. Vale, le perdono que se jubilara.
A partir de la conferencia de Xosé Castro, de la que hablé la última vez, me he fijado también en los traductores de las series (de películas no, la verdad, es que yo soy más bien de tele, desgraciadamente). Me ha sorprendido que solamente exista uno por serie (por regla general) teniendo en cuenta la cantidad de años que éstas pueden llegar a durar. Bueno, quizás sólo nombren a uno pero en la realidad trabajen más. Me ha llamado en especial la atención una mujer que ha traducido muchísimas series importantes y varias de mis favoritas: María José Aguirre de Cárcer, podéis consultar sus datos en eldoblaje.com. Además de haber trabajado con una gran cantidad de películas destaca su labor en las series Futurama, Los Simpson, Perdidos, Expediente X, Seinfeld¦ Increíble. Qué envidia. No sólo hace un buen trabajo (por lo que recuerdo, porque cuando veía Expediente X no me fijaba mucho en los falsos sentidos, la verdad, era muy inocente aún) sino que ha tenido la oportunidad de trabajar con esos programas y que le paguen por ello. Ahora circulan muchas series subtituladas por fans en la red: algunas traducciones están bien, otras son horrendas. Eso sí que es devoción. O más bien friquismo (yo lo escribo con q), ¿pasarse horas transcribiendo y traduciendo, supongo que sin guión original, sólo por amor al arte? Sí, purito friquismo.
Espero que no le quiten el trabajo a personas como esta traductora (lo dudo mucho) de la que, por cierto, hago oficial en este instante su club de admiradores, miembros: yo.

Un saludo.

Irene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: